José-Tomás Cruz Varela

José-Tomás Cruz Varela

 
 
  • Susana Díaz, la derrota de un tópico

    Como causa fundamental de la victoria de Sánchez se ha esgrimido el profundo rechazo de aparato de Díaz por parte de sus bases, cada vez más alejadas de la dirección del partido, cuyos dirigentes.

     
 
  • Rajoy podrá vencer, pero nunca convencer

    Por José Tomás Cruz Varela. Intentar ganar unas elecciones amedrentando ancianos no parece precisamente muy ético pero lo cierto es que al PP siempre le ha proporcionado óptimos resultados, de ahí que continúen  utilizando la misma estrategia.

     
 
  • Propuesta de macro encuesta

    Todavía queda un mes para evitar unos nuevos comicios, cuyo resultado, muy posiblemente no aporte nada nuevo e incluso nos sitúen la puerta de una nueva crisis pero en esta ocasión en solitario por imbéciles.

     
 
  • Patética pantomima podemítica

    Ninguna formación política tiene una noción clara de lo que está sucediendo y menos aún como resolver este terrible enredo, pero en el caso concreto de Podemos, a la corriente de los “Anticapitalistas” les están beneficiando los enfrentamientos internos...

     
 
  • Si Rajoy acaba mal, Sánchez comienza peor

    Para que nos entendamos: Sánchez va de farolero, Rajoy de santón y precavido, Rivera de abrazafarolas e Iglesias dispuesto a saltar sobre la pieza, o sea, “nada con patatas”.

     
 
  • Negro futuro el nuestro

    Posiblemente, lo único que consiga Rajoy evitando la investidura, que no es poco, consista en haberse librado del soberano abucheo que le habría dedicado los diputados de la oposición en el Parlamento...

     
 
 
  • El pacto como necesidad

    Reconociendo la enorme complejidad post electoral de España tras el 20-D, se impone el tratar de solucionar el problema urgentemente pero con la serenidad, criterio y reflexión requerida...

 
 
  • Inútil y desconcertante debate del lunes 7

    Todo cambia y evoluciona y los mítines orientados exclusivamente a la propia militancia, simpatizantes y convencidos, han perdido toda su vigencia y la eficacia es nula,  quedando para acrecentar el ego de los respectivos líderes que los asistentes premian partiéndose las manos con sus aplausos...