Digerir el éxito

Manolo Montes

Digerir el éxito

 

14.7.2016 - 11:54 - Manolo Montes

Aquellos que consiguen el éxito, la popularidad y el dinero abundante, tienen dos opciones para el resto de su vida: digerir el éxito o ser aplastado por el mismo.  

Todos conocemos  a esos “triunfadores” que han sido superados por el éxito y se han convertido en juguetes rotos victimas de una fama que lo mismo que te ensalza, te hunde. Deportistas, artistas, políticos, ladrones de guante blanco y otros VIP,s acaban en la miseria moral, física y económica. Ven como sus “amigos” –durante su apogeo- se convierten en detractores cuando vienen los tiempos de vacas flacas.

Hoy por hoy podemos observar la prepotencia de algún futbolista, tenista o torero, algunos de ellos desertores del arado, que miran por encima del hombre al común de los mortales, son “guapos, ricos y superdotados”

Hoy por hoy podemos observar la prepotencia de algún futbolista, tenista o torero, algunos de ellos desertores del arado, que miran por encima del hombre al común de los mortales, son “guapos, ricos y superdotados”. A cada uno de ellos les llega el declive que, en la mayoría de las ocasiones, no llegan a digerir.

Sin embargo hay excepciones. De ellas surge mi buena noticia de hoy. Se trata de dos noticias que he podido leer en la prensa en esta semana. Por una parte, el cantante Alejandro Sanz, junto al hombre de negro, responsable de las hazañas del programa “el hormiguero” de Antena 3, ha vuelto a participar en los eventos de conmemoración del primer año de la apertura de un jardín en la terraza de un hospital oncológico infantil de Madrid. También ha diseñado uno de los pañuelos del “baby pelón” que se vende para obtener fondos.

Por otra parte el torero José Tomás ha entregado los 18.000 € correspondientes al premio de Cultura que le ha sido otorgado al Banco de Alimentos de Madrid. Un torero que para obtener dicho premio ha tenido que luchar muchos años con los toros, las cogidas y el éxito. Ha triunfado en todos sus empeños.

Dos ejemplo de cómo digerir el éxito sin que nos tenga que llamar la atención la Hacienda Pública o las clínicas de rehabilitación. He dicho.

 

Deja tu comentario

Normas de uso

  • Esta es la opinión de los internautas, no de diarioaxarquia.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Se publicará previa revisión del mismo.