Mis colegas de los 60

Manolo Montes

Mis colegas de los 60

 

19.12.2016 - 9:09 - Manolo Montes

Cada año me reúno con motivos de las navidades con mis colegas de hace más de 50 años. ¡Qué mayores están todos! Y yo también. Hace dos años escribía algo parecido. Pero las buenas noticias hay que recogerlas aunque sean repetitivas.

colegas-manuel-montesCiertamente es una costumbre estupenda y muy enriquecedora. Me gusta llegar de los primeros e ir observando la entrada de cada uno de ellos, la reacción que suscita en los presentes y la sonrisa de complicidad de unos y otros. ¡Qué bien estás, fulano! Señal inequívoca de que estamos para el arrastre.

 

Después llega la etapa de los recuerdos. ¿Te acuerdas de fulano… de aquél día que hicimos aquello… del pobrecito mengano que ya no está entre nosotros? Disfrutamos de lo lindo rememorando lo jóvenes y felices que éramos; nuestras esperanzas –cubiertas a medias por todos nosotros-; nuestras familias incipientes hoy llenas de hijos y nietos.

 

Comemos aquello que no podíamos pedir en nuestras frugales comidas a catorce pesetas en Intelhorce. Bebemos hasta ponernos alegrillos y cantar a coro. Nos deseamos un feliz año y nos vamos pensando si volveremos el próximo.

 

Claro que sí. Volveremos. Los que confiesan cumplir más de ochenta años, más de setenta… y todos, gracias al montón de pastillas que tomamos cada día para poder movernos de una forma medio decente.

 

¡Ay mis niños de Intelhorce! Donde realicé mi primer trabajo recién salido de la Escuela de Comercio. Donde me concedieron permiso un verano para completar mis prácticas de milicias. Aquellos que pusimos en marcha con ilusión, compromiso político, conocimiento y mucha alegría la fábrica textil más completa y más grande de Andalucía. Después vino la huida para algunos y la decepción para todos por la pésima gestión política y comercial de una maravillosa empresa que nunca gustó a nuestros “entrañables amigos” catalanes y que estos compraron por dos pesetas para acabar cargándosela entre todos.

 

La buena noticia de hoy la baso en la vida plena de un montón de puretas (diecisiete en este caso) que continuamos viviendo con la esperanza de que, un año más, nos reunamos en cualquier restaurante en diciembre del 2017, siempre esperando al día en que Roberto Abad pueda venir desde Marruecos para acompañarnos. Gracias a Paco Caballero. Sigue siendo el interventor de todos nosotros. Nos controla perfectamente.

 

Deja tu comentario

Normas de uso

  • Esta es la opinión de los internautas, no de diarioaxarquia.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Se publicará previa revisión del mismo.