Tradiciones navideñas

Antonio Rízquez

Tradiciones navideñas

 

30.12.2016 - 10:34 - Antonio Rízquez

El Día de Navidad fue oficialmente reconocido en el año 345, cuando por influencia de San Juan Crisóstomo y San Gregorio Nacianceno se proclamó el de 25 de diciembre para conmemorar el nacimiento de Jesús.

El 25 de diciembre de cada año en el mundo cristiano se conmemora el nacimiento de Jesucristo según los evangelios de San Mateo y San Lucas, pero como no mencionan fechas no es seguro que Jesús naciera en ese día. El Día de Navidad fue oficialmente reconocido en el año 345, cuando por influencia de San Juan Crisóstomo y San Gregorio Nacianceno se proclamó el de 25 de diciembre para conmemorar el nacimiento de Jesús. De esta manera se seguía la política de la Iglesia primitiva de absorber en lugar de reprimir los ritos paganos existentes, que desde los primeros tiempos celebraban el solsticio de invierno con el inicio progresivo de las horas de sol diarias desde dicho día.

Aunque el arte religioso ha escenificado el nacimiento de Jesús desde hace muchos siglos, principalmente en pinturas, esculturas y tallas de madera, no se sabe con certeza de donde proviene la costumbre de los belenes. La primera representación del portal de Belén se le atribuye a San Francisco de Asís y tuvo lugar en Italia a principios del siglo XIII, consistió en un Belén viviente. Esta costumbre se fue extendiendo y pasó a los hogares y las iglesias con portales de Belén de pequeñas figuras hechas con diversos materiales, por lo general de barro cocido y policromado; en Nápoles es un destacado artículo para turistas. La fiesta de Navidad, tal como la conocemos hoy, es una creación del siglo XIX.

El Árbol de Navidad, originario de antiguas zonas germánicas, se extendió por otras zonas de Europa y América, sustituyendo en las últimas décadas al tradicional Belén por la publicidad y la comercialización.  Aunque pueda parecer moderno, el Árbol de Navidad tiene  unos diez siglos de antigüedad en países del centro y norte de Europa. Según la tradición, estando predicando San Bonifacio (687-755), en Alemania, en tierra de seguidores de creencias druídicas, un día de Navidad intentó destruir el carácter sagrado que le atribuían al roble talando uno de ellos. Al caer, el roble derribó a todos los arbustos que le rodeaban menos a un pequeño abeto, cuya supervivencia consideró como milagroso mensaje divino. Desde entonces cundió la costumbre de adornar un abeto por Navidad.

 San Nicolás de Bari vivió hace unos dieciséis siglos. Se le atribuye la resurrección de tres niños, asesinados por un carnicero; por éste hecho fue santo patrón de los escolares. Tradicionalmente se regalaban juguetes a los niños en Holanda en su festividad (6 de diciembre), los repartía durante la noche algún familiar vestido como un duendecillo. La costumbre se extendió a los países anglosajones, trasladándola al día de Navidad. San Nicolás de Bari es conocido en muchos países como Sanctus Nicolaus, y abreviadamente como Santa Claus.

De los  Estados Unidos Santa Claus volvió a Europa y pronto a muchos países del mundo, convertido en el simpático y atractivo símbolo navideño que se desplaza cada año en un trineo aéreo tirado por renos para repartir los juguetes a los niños. Se dice que los colores rojo y blanco de su vestimenta son los de la multinacional Coca-Cola, que en una campaña publicitaria contribuyó a popularizar el gordinflón y simpático personaje-símbolo. Otras figuras representativas de la Navidad son Phater Christmas en la Gran Bretaña y Papá Nöel en Francia.

 

Deja tu comentario

Normas de uso

  • Esta es la opinión de los internautas, no de diarioaxarquia.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Se publicará previa revisión del mismo.