El paso de Fútbol-7 a Fútbol-11 no es fácil

- Publicidad -

El paso de jugar en un campo de Fútbol-7, con unas medidas que como máximo pueden tener 65×45, a jugar en otro que rara es la vez que baja de los 95×60, no tiene que ser nada sencillo. MCFTV se ha desplazado hasta uno de los entrenamientos del Infantil B del Málaga CF, para ver cómo llevan los chicos ese proceso de adaptación después de casi tres meses entrenando y casi uno de competición.

“Es su primera experiencia en Fútbol-11 y siempre les cuesta un poco más; además, suelen jugar contra niños mayores”, comenta su entrenador, Álex Ortiz. Reglas tan comunes como la del fuera de juego, son nuevas para ellos, que pasan de defender al borde del área a tener que hacerlo casi en el centro del campo. “El fuera de juego es nuevo, les cambia por completo la noción del espacio”, señaló. Para solucionar todos los problemas que pueden acontecer es clave una buena comunicación dentro de La Academia. “Es un trabajo de día a día; hablar con los coordinadores y los preparadores que han tenido y ver qué necesidades y problemas se pueden encontrar en su adaptación al Fútbol-11”, explicó Álex OrtIz

Sin duda, además de los conceptos tácticos, uno de los aspectos más determinantes es el físico. Samuel López, preparador físico del equipo, explica que trabajan mucho con balón porque considera que es una edad en la que hay que fomentar el talento”. “Intentamos trabajar patrones motores básicos, e iniciar el trabajo de fuerza para que tengan los conceptos controlados más adelante”, puntualizó.

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.