La España BSR de Jesús Romero, campeona en el torneo belga de Blankenberge

- Publicidad -
La Selección Española Masculina BSR se proclamó este domingo subcampeona del XIII Torneo de Semana Santa de Baloncesto en Silla de Ruedas después de vencer en el último partido a Países Bajos por 70-53.
 
El torneo, que se disputó desde el pasado viernes en Blankenberge (Bélgica), terminó con la medalla de oro para Gran Bretaña. Por detrás quedaron España, Japón, Países Bajos y Bélgica.
 
El combinado nacional regresará a casa con mejores sensaciones que en la edición del año pasado, cuando sólo pudo ganar en el último encuentro a Países Bajos (60-48) y perdió antes contra Japón (74-55), Australia (49-65) y Gran Bretaña (78-63).
 
Después de la derrota de ayer contra el equipo británico, España sólo podía aspirar a colgarse la medalla de plata, para lo cual debía ganar hoy a los holandeses. Y así fue después de 40 minutos de dominio de los pupilos de Óscar Trigo, que llegaron a tener una ventaja máxima de 19 puntos en tres ocasiones durante el último cuarto.
 
El precedente más cercano de duelo entre ambos equipos fue en el Europeo de Adeje 2017, cuando el combinado neerlandés cortó las altas aspiraciones de España en el torneo al ganar el último partido de la liguilla por 54-60, lo que condenó a los españoles a un cruce de cuartos de final más complicado contra Alemania, que cerró el camino a las medallas de ‘la Roja’, actual subcampeona paralímpica. La historia de hoy fue muy diferente.
 
Este domingo, España comenzó con uno de los quintetos que más minutos rodó estos días en el Centrum Sport Vlaarderen de Blankenberge (Lara, Mouriz, Pablo Zarzuela, Alejandro Zarzuela y Alejos).
 
El combinado español marcó el territorio con una salida en tromba con dos canastas de Alejandro Zarzuela y otra de Alejos, pero la distancia quedó anulada con tres acciones de Gijs Even, muy activo en el primer cuarto hasta el punto de que encestó los primeros nueve puntos naranjas y dio a Países Bajos la única ventaja del partido (7-9).
 
Después, dos triples consecutivos de Alejos allanaron el camino para la superioridad de España y el marcador reflejó 10 puntos de diferencia al acabar el cuarto inicial (22-12), con el ala-pívot gallego autor de 13 de los 22 puntos españoles.
 
El segundo cuarto estuvo más equilibrado, con Pablo Zarzuela como punta de lanza en el combinado que jugaba de local y Robin Poggenwisch y Quinten Zantinge en el visitante. Ambas escuadras se repartieron aciertos y errores y se llegó al descanso con 34-31 porque Zantinge y Even recortaron la desventaja con dos triples seguidos en el último minuto..
 
Con Romero por Mouriz en la pista, la segunda parte arrancó con un parcial de 8-0 para España, que ajustó más su defensva e imprimió más alegría a los ataques. Los neerlandeses sólo pudieron anotar tres canastas en 10 minutos, de la mano de Bellers, mientras que Alejandro Zaruela y Pincho Ortega se hacían fuertes en la pintura.
 
Con la victoria casi asegurada, el último cuarto empezó con 53-37. Trigo movió el banquillo situando en la pista a Diallo y Lavandeira, y la diferencia aumentó hasta los 19 puntos. Un triple de Mouriz y la última canasta de Alejos sellaron el marcador en 70-53.
 
ESPAÑA 70 (22+12+19+17)
Pablo Zarzuela (12), Lara (2), Alejandro Zarzuela (15), Mouriz (9) y Alejos (15) –cinco inicial– Diallo, Ruiz (2), Romero (2), Lavandeira y Ortega (11).
 
PAÍSES BAJOS 53 (12+19+6+16)
De Jong, Poggenwisch (12), De Rooij, Bellers (10) y Even (14) –cinco inicial– Op den Orth (4), Cegil, Groen y Zantinge (13).
 
 
PABLO ZARZUELA, EN EL QUINTETO IDEAL
 
En la ceremonia de entrega de trofeos se entregaron los galardones al quinteto ideal, en el que entró Pablo Zarzuela, así como Tanguy Six (Bélgica), Gregg Warburton (Gran Bretaña), Hiroaki Kozai (Japón) y Mattjis Bellers (Países Bajos).
 
El seleccionador español, Óscar Trigo, comentó al terminar el torneo que la segunda concentración preparatoria para el Mundial de Hamburgo 2018 ha concluido “mejor de lo que esperábamos”, ya que fue “muy corta de conceptos, con un día de doble sesión donde pintamos la base de los sistemas que queríamos trabajar”.
 
“Después de un viaje largo y cansado y de dormir poco, nos presentamos en el primer partido contra la selección nipona. Jugamos muy concentrados y con mucha intensidad, trabajando los conceptos que habíamos desarrollado, con transiciones muy potentes y jugando al miss match”.
 
Trigo recalcó que en el segundo partido, contra Bélgica, el equipo “amplió las rotaciones”, de manera que jugaron todos los convocados salvo Jordi Ruiz, al que se reservó por un síndome compartimental en una mano.
 
Después llegaron los dos partidos más destacados del torneo para España. Trigo indicó que ante Gran Bretaña “es un placer jugar” por ser “un equipo con tanto fundamento que siempre saca lo mejor y lo peor de los equipos”. “Era importante saber dónde estábamos. Fuimos realistas sabiendo que no podíamos estar en este momento de manera consistente durante los 40 minutos del partido, pero intentamos exprimir al máximo nuestro carácter defensivo y los conceptos trabajados”, dijo.
 
En este sentido, comentó que la selección española mantuvo la intensidad en el primer cuarto hasta que los británicos “pusieron una marcha más”. “En el tercer cuarto, con el cansancio, marcamos lo que tiene que ser la selección, una selección con carácter, ganas competitivas y de mejorar. La reflexión de ese partido es que nos queda un amplio trabajo de mejora”, apostilló.
 
Y el duelo contra Países Bajos fue, a juicio de Trigo, “muy completo” ante un rival “que tiene muy claro lo que quiere jugar”. “En la primera parte hemos sufrido en el balance defensivo y al montar la línea defensiva porque ellos son rápidos, marcaban buenas transiciones y nos hicieron daño en el centro haciendo tiros fáciles”, indicó,
 
Sin embargo, añadó que España mejoró en la segunda parte. “Les hemos llevado a la banda y hemos marcado nuestro ritmo de juego desde la defensa con rápidas transiciones y atacando muy inteligentemente”, agregó.
 
Para Trigo, la conclusión es que esta semana ha sido “muy importante a nivel conceptual”. “Hemos recuperado sensaciones competitivas y trabajado sobre todo mentalmente con los jugadores. Se ha visto la línea en la que queremos trabajar, tenemos un amplio rango de mejora y en las siguientes concentraciones seguro que el equipo seguirá sumando conceptos, se irá ajustando la defensa y espero que lleguemos al Campeonato del Mundo con todas las opciones para poder luchar por una medalla”, explicó.
 
 
  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.