Lucas Vs. Lucas. Análisis de la situación del Vélez CF

Hasta nueve puestos ha caído el Vélez con respecto a aquel 20 de diciembre de 2015. Es la diferencia de la primera y la segunda etapa de Lucas Cazorla en el banquillo veleño.
Hasta nueve puestos ha caído el Vélez con respecto a aquel 20 de diciembre de 2015. Es la diferencia de la primera y la segunda etapa de Lucas Cazorla en el banquillo veleño.
- Publicidad -
Las comparaciones son odiosas. Inevitables. Necesarias. Y sirven en la mayoría de los casos para ser mejores, como superación de una meta común. Lucas Cazorla, entrenador del Vélez Club de Fútbol, no escapa a las mismas. Como entrenador del primer equipo de la comarca, tiene la difícil tarea de ponerlo donde por población y entidad merece. Y eso es complicado.
 
La cosa se hace mucho más difícil cuando ya hay números para medir la situación y mirar atrás con ciertas dudas; por qué ahora no van las cosas como antes. Es la eterna pregunta que muchos se hacen. ¿Por qué el Vélez no juega liguilla desde hace diez años? La respuesta no es fácil. Nadie tiene la varita mágica, Lucas Cazorla tampoco. Pero sí es cierto que desde hace años el equipo no ha terminado de adaptarse a la competición. Y no hablamos sólo de lo deportivo. Porque los resultados no lo son todo cuando en una década la historia se repite una y otra vez. 
 
LUCASVS.LUCAS
El enfrentamiento más complejo de este año, de este mes y de esta situación no lo viven los jugadores en el terreno de juego. La competición a cara de perro la tiene el técnico contra si mismo. Ese es el duelo que cada fin de semana y antes de dar una convocatoria tiene el entrenador veleño. Una guerra sin cuartel. Una batalla contra la solidez de unos números que dicen que cualquier tiempo pasado fue mejor. 
 
Así las cosas, vamos a viajar directamente a la temporada 2015-2016. Jornada vigésimo primera. Diecisiete de enero de 2016. El Vélez Club de Fútbol ganaba cero a uno en el Francisco Romero de Rincón de la Victoria. Marcaba de penalti David Moreno y el equipo se alzaba a la quinta plaza con un total de cuarenta y dos puntos. 
 
Damos un salto atrás y nos vamos a tal día como hoy de hace dos años. Domingo, 20 de diciembre de 2015. Jornada décimo séptima. El Vélez Club de Fútbol gana tres a uno al River Melilla. Marcan para el Vélez Emilio Guerra, Álex Tejada y David Moreno. Tres puntos que colocaban al equipo blanco en la tercera plaza de la liga con treinta y seis puntos. 
 
El tercer y último salto lo damos a la actualidad. 20 de diciembre de 2017. Parón navideño. El Vélez viene de empatar a dos en su estadio frente al Mancha Real. En la clasificación es duodécimo con treinta y un puntos. 
 
La diferencia más notable la tenemos en la tabla clasificatoria. Hasta nueve puestos ha caído el Vélez con respecto a aquel 20 de diciembre de 2015. Es la diferencia de la primera y la segunda etapa de Lucas Cazorla en el banquillo veleño. Unos números que diferencian mucho a un equipo del otro y que traen de cabeza al técnico. ¿Por qué  lo que antes era sí, ahora es no? 
 
Fútbol es fútbol. Y esto, a pesar de los números, no es matemática pura. El éxito en este deporte es la renovación; cambiar lo que no funciona y hacer valer la experiencia del entrenador para saber la fórmula en cada momento. Al menos para intentarlo. Pero se hace difícil. A lo largo de este año, pocos cambios hemos visto en el once. Los que lo fueron se hicieron por la obligación de sanciones o lesiones. Así pues, quitando las probaturas del inicio liguero (incluida pretemporada), la idea ha variado muy poco y los números del Vélez lo han hecho mucho. 
 
Parón Navideño
El paréntesis por vacaciones de Navidad para el fútbol en el grupo IX de Tercera División está llamado a ser el punto de inflexión del Vélez. Ahora no se puede parar y la cabeza debe de estar funcionando para poner fin de manera temporal a la sangría de puntos de las últimas jornadas. Es ahora o nunca, porque no hay más. Cazorla tendrá que trabajar y replantear la situación, hacer los cambios pertinentes y trabajar día a día para que algo cambie en el transcurso de los partidos y la mejoría sea evidente. Por delante un par de semanas y estamos seguros que las ganas de un apasionado del fútbol que no duerme cuando pasan estas cosas. 
  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.