El paso de una bailarina a escort de lujo

Progresar dentro del mundo de la noche dentro de uno de los empleos mejor pagados y más profesionales que existen.

6.4.2017 - 14:59 - Redacción

strip clubs BarcelonaUn club de caballeros como este está pensado especialmente para grandes empresarios y personas de gran renombre dentro del mundo laboral, ya sea debido a que ostenten un alto cargo dentro de su sector profesional en concreto, o porque su valía dentro del mercado les haga ganar una enorme cantidad tanto de dinero como de popularidad a partes iguales, y les permita acceder a servicios tan exclusivos como los que se presentan en este tipo de locales de alterne. En otras palabras: los strip clubs Barcelona se reservan su derecho de admisión para personas de clase social media/alta y no sólamente debido a su poder adquisitivo, sino a características tan esenciales como la presencia, modales y saber estar. En definitiva, personas que entiendan a la perfección la profesionalidad y seriedad con la que se trabaja en este tipo de instituciones, y que se comporten así de la forma más respetuosa posible dentro del local, evitando posibles altercados y por supuesto protegiendo de forma específica a las chicas que allí trabajan, ya que ellas no son ningún tipo de objeto sexual al que cualquier hombre pueda tratar como tal, ni mucho menos.

Y es que pese a que sea más que evidente que la figura del cuerpo femenino se utiliza como reclamo en los strip clubs Barcelona y en cualquier otro centro de las mismas características, éstas no dejan de ser trabajadoras realizando su profesión dentro del mundo laboral siempre bajo su propia elección y responsabilidad, por lo que deben ser tratadas como tal.

Seriedad y discreción, tanto para el cliente como para las propias chicas

Además, y a diferencia de mujeres que se ven obligadas a ejercer la prostitución (sector con el que normalmente la gente de a pie compara este ámbito) son ellas mismas las que escogen en todo momento si dedicarse simplemente a realizar bailes de barra y otros tantos de corte eróticos con los cuáles deleitar a todos los asistentes al club de striptease o en cambio ofrecer también un servicio de compañía para según qué clientes, aunque esto evidentemente ocurre a espuertas del strip club Barcelona en cuestión, siendo un acuerdo entre la chica y el hombre, al cual ella escogerá tras negociar una serie de cuestiones que dependerán de, primeramente sus gustos, segundo el dinero que le ofrezca y por último el tipo de servicio que el cliente en cuestión requiera, el cual deberá de ser totalmente privado. Y es que la discreción es prácticamente lo más importante en este sector.

Así, las chicas “ascienden” y pasan de ser simples bailarinas para convertirse en escorts de lujo. Las chicas de compañía aprovechan las posibilidades que te ofrece el trabajar dentro de un club de striptease para acercarse a una cota de clientela en específico, y poder así entrar de lleno dentro de este mundo, lo cual le beneficiará en un futuro a nivel de contactos, posibilitando una cartera de clientes más o menos fija.

Bien es cierto que llegados a este punto son ellas mismas (las escorts Barcelona) quienes ponen precio a sus servicios, aunque estos variarán en función de ciertas características tanto físicas, como intelectuales. Y es que la gran mayoría de hombres que solicitan un servicio de compañía para cualquier acto social o evento en concreto requieren que éstas tengan gran elegancia y presencia, así como modales, educación y una complexión atlética mediante la cual acapare todas las miradas, y así estas también se centren irremediablemente en él.

 

Deja tu comentario

Normas de uso

  • Esta es la opinión de los internautas, no de diarioaxarquia.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Se publicará previa revisión del mismo.