Créditos rápidos sin papeleo

Por su facilidad a la hora de solicitarlos, los llamados créditos rápidos se han convertido en una opción a tener en cuenta cuando hace falta dinero urgente.

8.8.2017 - 19:41 - Redacción

CREDITOSEn los últimos años hemos asistido a un cambio en el modo de solicitar un préstamo personal. Las páginas especializadas en créditos rápidos se pueden encontrar de forma sencilla gracias a Internet. Estos créditos tienen una serie de ventajas muy significativas, como la velocidad de respuesta y las condiciones que se exigen para concederlo. Esto hace que cada vez más personas decidan pedir dinero de este modo, sobre todo cuando es urgente obtener los fondos debido a un imprevisto. Veamos los beneficios de pedir créditos rápidos sin papeles y algunos consejos para elegir el adecuado.

El ahorro en tiempo, factor principal

Básicamente podemos resumir los motivos por los que este tipo de créditos son tan interesantes: no se pierde el tiempo esperando colas en el banco para hablar con alguien que nos atienda, llevando toda la documentación que nos solicitan y teniendo que volver cuando falta algún papel o esperando a recibir una respuesta, que no siempre es la que esperamos.

Los créditos rápidos reciben ese nombre precisamente porque son casi inmediatos. Lo único que tienes que entrar en alguna de las páginas que los ofrecen y hacer tu solicitud. Cómodamente y desde casa, o desde cualquier otro lugar con un smartphone conectado a Internet, puedes pedir el dinero que te hace falta para comprar esas entradas, pagar las vacaciones o esa factura que ha llegado de improviso.

Sin necesidad de documentación, o casi

Cuando se va pedir un crédito personal a un banco, lo normal es que haya que llevar todo tipo de papeles con los que demostrar la capacidad de pago que tenemos. En cambio, estos créditos no requieren de ninguna documentación, salvo un número de cuenta y una copia del DNI para demostrar que somos mayores de edad, ya que no se pueden conceder préstamos a menores.

En algunos casos, dependiendo de la cantidad o el tipo de entidad con la que estamos tratando, se nos puede pedir algún otro documento, como una nómina que demuestre que estamos trabajando o una factura para saber que la dirección que hemos dado es la correcta.

Cómo elegir un crédito rápido

Lo primero que debe tenerse en cuenta es que estos préstamos son para pequeñas cantidades y plazos de devolución. Algunos de ellos están pensados únicamente para pagar imprevistos antes de finales de mes sin pasar apuros. Por ello, puede que en unos días o un par de semanas como mucho se liquiden las cantidades.

Así que antes de adentrarte en el mundo de los préstamos rápidos necesitarás pensar de forma cuidadosa las cantidades y el plazo. Ten en cuenta que parte de la rapidez de estas entidades es porque se manejan cantidades redondas o exactas. Así que si necesitas más o menos dinero, posiblemente sea mejor buscar en otro sitio.

En cuanto al plazo, cuantos menos días tardes en pagar el crédito, menos intereses tendrás que costear. Sin embargo, no te precipites a elegir un plazo muy corto que no puedas atender, porque los intereses de demora en estos casos son muy elevados. Es mejor alargar el plazo un par de semanas a retrasarse un solo día en los pagos.

Con el fin de proteger tu privacidad, utiliza una red segura para realizar la operación. Ten en cuenta que aunque no requiere papeleo, datos como tu número de cuenta o tu identificación personal se entregan para la concesión del préstamo, por lo que no es buena idea usar equipos de Internet que no sea seguras, como una conexión wifi abierta.

¿Qué opinas de esta forma de conseguir fondos? ¿Has pedido alguna vez un crédito rápido?

 

Deja tu comentario

Normas de uso

  • Esta es la opinión de los internautas, no de diarioaxarquia.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Se publicará previa revisión del mismo.