La Junta inicia la renovación tecnológica de los sistemas de pago en los transportes de los consorcios metropolitanos

- Publicidad -
  • La Junta de Andalucía y la Sociedad Ibérica de Construcciones Eléctricas (SICE) han firmado el contrato que permitirá la renovación de los sistemas de pago de toda la Red de Consorcios de Transportes Metropolitanos de Andalucía, lo que supone el primer paso para la renovación tecnológica de los equipos de venta y cancelación de tarjetas y billetes de los principales servicios de transporte público de la comunidad autónoma.

    El proceso de licitación fue adjudicado el pasado mes diciembre por un importe de un 1,98 millones de euros, cuyo objetivo es renovar todas las máquinas canceladoras –ya sea en autobuses interurbanos, urbanos, metros, tranvías y servicios marítimos–, así como los sistemas de gestión asociados. Cada Consorcio se hará cargo de las actuaciones relativas a autobuses urbanos, metro y servicio marítimo, en su caso, mientras que la adaptación de los autobuses interurbanos-metropolitanos se va a acometer por razones de ahorro y eficacia de forma conjunta.

     Los trabajos de instalación y puesta en funcionamiento de los suministros contratados se desarrollarán a lo largo de los diez próximos meses, por lo que se espera que antes de finalizar 2018 se hayan renovado más de un millar de equipos de expedición y venta de billetes y tarjetas. Según el director general de Movilidad de la Junta, Rafael Chacón,  “el coste total del proceso alcanza los nueve millones de euros, a sufragar de forma conjunta por cada consorcio y a esta cantidad se suman los 2,75 millones de euros que supondrá la compra de las nuevas tarjetas adaptadas a este sistema tecnológico más avanzado”.

    - Publicidad -
  • El responsable autonómico de Movilidad ha señalado que “este cambio de tecnología permitirá la puesta en circulación de una nueva tarjeta que ofrecerá mejores prestaciones, como una mayor capacidad de memoria para poder responder a las nuevas funcionalidades de movilidad global de los usuarios; más seguridad, en tanto en cuanto la evolución de la tecnología obliga a la incorporación de nuevos mecanismos de protección frente al fraude; mayor rapidez, debido a la necesidad de reducir los tiempos de embarque, críticos en un servicio público de transporte; y flexibilidad, para adaptarse a posibles nuevos retos o condiciones que pudieran ir surgiendo con el transcurso de los años.

     La tarjeta sin contacto actualmente en funcionamiento en la Red de Consorcios de Transporte de Andalucía ha demostrado su potencia a lo largo de los últimos diez años, alcanzando 1,64 millones de tarjetas operativas a día de hoy a través de un título basado en tecnología Mifare classic de 1 k de memoria.

     

     

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.