Sánchez Haro reivindica el aceite verdial como huella de la historia, la cultura y el saber hacer de Periana

- Publicidad -

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha reivindicado la excelencia y la calidad del aceite de oliva como huella “inequívoca” de la historia, el origen, la cultura y el saber hacer de un pueblo. Así ha abierto su pregón en el XIX Día del Aceite Verdial de Periana, en la Axarquía de Málaga, donde ha animado a aprovechar el amplio abanico de posibilidades que se abre en torno a la sinergia turismo, gastronomía y salud a través de la proyección de todos sus valores en un contexto en el que “las personas, cuando viajan, no sólo quieren ver, sino, sobre todo, sentir y experimentar”, ha aseverado.

Sánchez Haro ha insistido en la importancia de “llevar la forma de vida y el patrimonio que representan nuestros productos y nuestra cultura gastronómica a todos los rincones del mundo”, porque “es necesario dar a conocer su sabor y sus cualidades”. A su juicio, con cada botella de aceite Periana promociona una porción de la Axarquía, la que mana de ese campo de olivos de gran belleza que atesora auténticas esculturas milenarias. Entre ellas, el consejero ha aludido al Olivo Caracol de Fuente Piojo, Premio AEMO al Mejor Olivo Monumental de España 2017; el Olivo de los Tres Pies o la Estantería, “singulares, de troncos retorcidos que se asientan sobre raíces centenarias”. Un patrimonio, ha proseguido, puesto en valor a través de la ruta de los olivos milenarios, presentada en la Feria Internacional del Turismo (Fitur) 2018 con la Cooperativa olivarera San Isidro como artífice y promotora, junto a la de San José Artesano de Mondrón, de la generación de empleo y riqueza para más de 1.300 familias de Periana y la comarca.

Rodrigo Sánchez ha ensalzado la condición del olivar como el “cultivo más emblemático y esencia” de Andalucía y también de Málaga, que contabiliza hasta 124.000 hectáreas que aportan más de una cuarta parte de la producción agraria provincial, con un valor superior a los 250 millones de euros. Este sector, además, mantiene un importante tejido empresarial, con hasta 76 almazaras, entre otras actividades relacionadas. De octubre de 2017 a marzo de 2018 se han producido en Málaga más de 66.000 toneladas de aceite, un 43% más que en el mismo periodo de la pasada campaña. Sólo Periana acapara una superficie de más de 3.000 hectáreas.

- Publicidad -
  •  

    Productividad y valor añadido

    El titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha abogado por seguir la senda del incremento de la eficiencia y el valor añadido, para aumentar la cantidad de producto en unas “tierras generosas” y, sobre todo, obtener aceites de oliva de mayor calidad. Todo ello, “para dar respuesta a la creciente demanda mundial y nacional del aceite de oliva, impulsada por sus bondades organolépticas y su condición de ingrediente diferenciador del paradigma de la alimentación saludable que reside en la Dieta Mediterránea”. De ahí, ha continuado, que “debamos apostar, más que nunca, por la calidad y la sostenibilidad, para posicionar en el mercado este aceite dorado, dulce y afrutado, sin sabor amargo”.

    El apoyo del Gobierno andaluz, ha afirmado Sánchez Haro, “es y va a ser firme”. Con ello se ha referido a iniciativas como el Plan de Promoción Agroalimentaria, las misiones comerciales y asistencias a ferias o campañas puntuales para conectar con los consumidores. Algo en lo que “encontramos un aliado inmejorable en las nuevas tecnologías y en una digitalización que ha venido para quedarse, para aumentar la trazabilidad y la seguridad alimentaria y el comercio electrónico, así como para generar información útil para toda la cadena alimentaria”. Esta innovación digital, de hecho,  contará en los próximos meses, según ha anunciado el consejero, con una convocatoria de ayudas a grupos operativos.

    La integración, para construir alianzas, acuerdos comerciales y alcanzar una mayor dimensión, es, para Rodrigo Sánchez, otro de los “objetivos estratégicos”. Para ello, la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, ha puesto en marcha una orden de ayudas con 3,3 millones de euros para fomentar la fusión e integración de cooperativas y ha publicado el Decreto de Entidades Asociativas Prioritarias Andaluzas.

    Esta última condición, como ha apostillado el responsable autonómico, otorga preferencia a la hora de acceder a incentivos como los 108 millones de euros comprometidos para la modernización de industrias, de los cuales 30 millones de euros se han concedido a 43 proyectos relacionados con el olivar (cinco de ellos de Málaga, con una asignación de 1,5 millones de euros). Esta línea tiene continuidad con una segunda convocatoria de otros 68 millones de euros abierta hasta el próximo 23 de mayo. Junto a ello, la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural también ha puesto 109 millones de euros a disposición de la modernización de explotaciones en busca de unas estructuras más eficientes y sostenibles.

    En total, según Sánchez Haro, “esta política incuestionable para el futuro de nuestros pueblos”, que tiene un instrumento “eficaz” en el Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Andalucía 2014-2020, se ha traducido ya, en términos generales, en la tramitación de unos 1.400 millones de euros, lo que equivale al 78% de todo el presupuesto que gestiona el departamento autonómico de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural para todo el marco comunitario. Dentro de este volumen, el Grupo de Desarrollo Rural (GDR) de la Axarquía, por ejemplo, cuenta con una asignación de casi 4,4 millones de euros para promover proyectos que creen empleo, riqueza y mejoren la calidad de vida de la comarca.

     

    El olivar, arma contra el despoblamiento

    Rodrigo Sánchez, en este sentido, ha definido al olivar como “alma de unos pueblos vivos”, tanto por su capacidad para generar dinamismo social y económico como por su “gran relevancia” ambiental, por su papel de garante de la biodiversidad y el paisaje y su condición de barrera contra la desertificación. Desde su punto de vista, se trata de un “arma contra el despoblamiento” que abre la puerta a la incorporación de los jóvenes a la actividad agraria, un apartado en el que Andalucía se erige en la comunidad autónoma española que más recursos dedica al relevo generacional en el campo, 155 millones de euros en dos convocatorias que redundarán en la creación de unas 2.500 empresas.

    Al finalizar su intervención, Sánchez Haro ha cumplido con la tradición de todo pregonero en Periana de subirse a una báscula para recibir el equivalente a su peso en aceite verdial, un aceite que va a recibir el Banco de Alimentos de Málaga.

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.