La Policía Nacional se incauta de 961 plantas de marihuana y desarticula una organización criminal dedicada al tráfico de drogas

Durante el operativo los investigadores han practicado siete registros en inmuebles y han intervenido, además de la sustancia estupefaciente, 100 lámparas de gran potencia, 72 portalámparas, 11 ventiladores, una balanza de precisión, tres vehículos y 1.765 euros en efectivo, entre otros efectos.
Durante el operativo los investigadores han practicado siete registros en inmuebles y han intervenido, además de la sustancia estupefaciente, 100 lámparas de gran potencia, 72 portalámparas, 11 ventiladores, una balanza de precisión, tres vehículos y 1.765 euros en efectivo, entre otros efectos.

Agentes de la Policía Nacional se han incautado en Málaga el pasado día 13 de noviembre de 961 plantas de marihuana y han detenido a cinco personas, tres hombres y dos mujeres de edades entre 28 y 46 años, por su presunta implicación en los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a grupo criminal.

En el operativo los investigadores intervinieron en siete registros, además de las referidas plantas de cannabis sativa, numerosos efectos vinculados directamente con la producción de la droga -en concreto 100 lámparas de gran potencia, 72 portalámparas, 11 ventiladores, una balanza electrónica, varios extractores de aire y otros aparatos-, así como también tres vehículos a motor, una escopeta de plomos y 1.765 euros en efectivo.

Entre los investigados existía un claro reparto de tareas en lo referente al cultivo, mantenimiento y vigilancia de la producción y su posterior venta.
Entre los investigados existía un claro reparto de tareas en lo referente al cultivo, mantenimiento y vigilancia de la producción y su posterior venta.

 

Ventanas opacas delataron la existencia del cultivo

La investigación se inició a partir de las informaciones recibidas por agentes de la Policía Nacional que apuntaban a la posible existencia de plantaciones interiores de marihuana en varios inmuebles -próximos entre si- de la zona norte de la capital malagueña. El fuerte olor a marihuana, el ruido incesante de extractores y unas ventanas opacas que ocultaban sospechosamente el interior de las viviendas delataron los cultivos.

Asimismo las pesquisas permitieron a los investigadores la identificación y localización de cinco personas, tres hombres y dos mujeres, unidas entre ellas por lazos familiares, como presuntos responsables de los invernaderos -enclavados en el interior de varias casas y cuartillos-.

Entre los investigados existía un claro reparto de tareas en lo referente al cultivo, mantenimiento y vigilancia de la producción y su posterior venta.

La Autoridad Judicial ha decretado el ingreso en prisión para el cabecilla de la trama, un hombre de 31 años.

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre