La Policía Nacional desarticula un grupo que vendía a narcos del Campo de Gibraltar todoterrenos sustraídos en urbanizaciones de lujo

- Publicidad -
  • Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal especializada en el tráfico ilícito de vehículos de gama alta. El grupo, asentado en Madrid, contaba con una infraestructura latente en Málaga donde ocultaban herramientas y sofisticados aparatos electrónicos de última generación que les permitía apoderarse en menos de un minuto de los vehículos localizados en urbanizaciones de lujo. Los todoterrenos robados eran normalmente vendidos a narcos de La Línea de la Concepción para alijar los cargamentos de drogas. Han sido detenidos sus siete integrantes –seis hombres, detenidos en Málaga y una mujer, en Madrid- todos de nacionalidad búlgara y con edades comprendidas entre los 38 y 59 años de edad como presuntos responsables de los delitos de pertenencia a organización criminal, robo con fuerza y falsedad documental. Hasta el momento, las pesquisas han permitido esclarecer 19 robos de vehículos -10 de ellos recuperados en esta operación-, y la intervención de 4.310 euros en efectivo así como numerosas herramientas y útiles empleados en la comisión de este tipo de ilícitos.

    Inicio y desarrollo de la operación

    La investigación se inició a mediados del mes de octubre del año pasado tras analizar varias denuncias por robo de vehículos de gama alta en la zona del litoral malagueño. Fruto de las primeras pesquisas los investigadores detectaron la presencia en la provincia de Málaga de varios miembros de una organización criminal dedicada al tráfico ilícito de vehículos, compuesta en su totalidad por individuos búlgaros.

    - Publicidad -
  • Igualmente, averiguaron que la organización estaba asentada de manera estable en la Comunidad de Madrid y que sus integrantes se desplazaban de manera temporal por distintos puntos de la geografía española –principalmente el Levante y el litoral malagueño- para llevar a cabo su actividad ilícita. Allí, buscaban urbanizaciones de lujo con gran población extranjera, hecho que les permitía pasar desapercibidos, y en las que pudiera haber coches de gama alta.

    Continuando con las indagaciones, los agentes identificaron a dos miembros de la organización cuando se dirigían a Madrid en un vehículo robado en Benalmádena (Málaga). Además, los investigadores constataron que la red mantenía una infraestructura estable en la provincia de Málaga, controlada por dos miembros de la organización, que permanecía latente y se activaba únicamente con el desplazamiento de los integrantes que ejecutaban de manera directa los robos. Contaban con una vivienda en la localidad de Benajarafe (Málaga) utilizada por la organización para ocultar las herramientas y aparatos electrónicos de última generación que utilizaban para sus actividades ilícitas. La casa, controlada por los suegros del líder de la organización criminal, era el lugar en el que se alojaba el cabecilla cuando se desplazaba a Málaga y donde fue finalmente detenido.

     

    Modus operandi

    Según las pesquisas, se trataba de una organización muy jerarquiza y con las funciones bien definidas, en la que, bajo la dirección del cabecilla, cada uno de los integrantes desarrollaba una función determinada. Así, unos buscaban por todas las urbanizaciones de lujo de la costa de Málaga vehículos de gama alta, mientras que otros eran los encargados de materializar los robos que ejecutaban en cuestión de pocos minutos. Tras el robo, trasladaban los coches hasta zonas residenciales poco transitadas y los dejaban “enfriando” entre 24 y 48 horas para asegurarse de que habían inutilizado correctamente los sistemas de localización GPS del coche. Otros integrantes de la banda eran los responsables de trasladar los coches hasta Madrid donde se manipulaban los elementos identificativos.

     

    Detenciones en Málaga y Madrid

    En el trascurso de las investigaciones se pudo determinar que el grupo al completo se encontraba entre Benajarafe y Campanillas, y que algunos de ellos iban a viajar a Madrid transportando el dinero que habían obtenido de la venta de algunos de los vehículos robados. Por ello se estableció un amplio dispositivo policial en el que se logró detener a todos los integrantes de la organización responsables de los robos en Málaga.

    Paralelamente, en Madrid se detuvo a una mujer encargada del alquiler de garajes utilizados para la ocultación y manipulación de los vehículos robados, así como del transporte de los mismos. Los siete arrestados han ingresado ya en prisión.

    En los registros practicados se ha intervenido numeroso material electrónico y herramientas específicas para la sustracción de vehículos, así como balizas, inhibidores y detectores de frecuencia, llaves vírgenes para vehículos de determinadas marcas, herramientas específicas para la manipulación de los elementos identificativos de los vehículos, placas de matrícula en blanco, numerosa documentación y dinero.

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre