Qué es un CFD y por qué es una herramienta esencial para los inversores

- Publicidad -

Los CFD se han convertido en una de las herramientas esenciales para los inversores. Si bien es cierto que se trata de un instrumento financiero que tiene unos niveles de riesgo solo aptos para personas que dominen el comercio con CFD, todo el mundo puede comprender con una sencilla explicación en qué consisten. Para poder tener claro qué son los CFD, hay que echarle un vistazo a diferentes cuestiones que vamos a analizar a continuación.

Por un lado tenemos que tener claro que el término CFD son las siglas del término inglés “Contract For Difference”, es decir, contrato por diferencia. Con esto ya podemos comenzar a hacernos una idea de que se trata esta herramienta financiera que tan indispensable se ha vuelto para los inversores en los últimos años, y que además, tanto se ha podido escuchar de forma reciente.

¿Qué es un CFD?

- Publicidad -
  • A pesar de que se simplifica indicando que se trata de una herramienta a nivel financiero, se trata de un auténtico contrato, un contrato que se establece entre dos partes, que serían el vendedor y el comprador, por el cual se acuerda el intercambio de la diferencia entre el precio de entrada y el precio de salida del activo subyacente, en el momento en el que finaliza el contrato.

    Lo que ocurre es que cuando la diferencia entre el precio de entrada y el precio de salida es negativo, entonces lo que ocurre es que la persona que ha comprado ese activo subyacente paga al vendedor del mismo, bajo las condiciones de este contrato.

    ¿Qué es un activo subyacente?

    A la hora de operar con CFD, pueden estar involucrados diferentes tipos de activos, que son sobre los que se establece el contrato que es en sí el CFD. Estos activos podrían ser:

     

    La popularización de los CFD

    Los CFD se han convertido en los últimos tiempos en una de las herramientas financieras más interesantes para los inversores, debido a su versatilidad. No solo en lo que a los diferentes tipos de activos con los que se puede trabajar se refiere, sino que también por sus propias características. Tenemos que tener en cuenta, que cuando alguien quiere operar con un CFD, tiene que hacer un depósito, este depósito es de una pequeña cantidad que actúa como garantía, pero esto permite a esa persona que quiere operar, tener la posibilidad de operar como si tuviera más dinero, de tal forma que puede tener acceso a oportunidades financieras mucho mayores.

    Es importante recordar que se trata de un tipo de instrumento financiero que puede tener cierta complejidad, su uso es recomendado para inversores, que sepan lo que están haciendo. Las oportunidades a la hora de operar con CFD son muy grandes, y lo cierto es que su facilidad para operar tanto en operaciones en largo, es decir, cuando se quiere tomar ventaja cuando sube el precio de un activo, como en operaciones en corto, cuando se producen bajadas del precio de un activo, lo hacen muy atractivo para inversores de todo tipo.

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.