La mejor forma de obtener financiación online, rápido y sencillo

- Publicidad -

Hay ocasiones en la cuales una persona se ve endeudada por diversas razones, muchas son imprevistos como las de un gasto médico o una reparación urgente. ¿Qué se debe hacer en estos casos? ¿Cómo mitigar el impacto en la cartera a corto o largo plazo? En un banco los requisitos podrían llenar páginas enteras y no resolverían la deuda de forma inmediata. Por fortuna, a este contratiempo ha nacido la solución ideal: créditos rápidos, destinados a satisfacer compromisos puntuales, sin tanto papeleo ni retrasos. Sin embargo es necesario saber cómo trabajan y de qué se trata esta tendencia de independizarse de los bancos.

Préstamos hechos a medida

Los préstamos hechos a medida se refieren a la posibilidad de pagarlo después mediante cuotas, es la mejor opción para enfrentar gastos de diversa índole, como el pago de una modificación o reforma de la casa, apuntarse a un curso, gastos médicos o ayudarse con las mini vacaciones. A fin de terminar el mes con tranquilidad y sin tantas cuentas pendientes.

- Publicidad -
  • Los préstamos a plazos son instrumentos muy flexibles, aunque todo dependerá del prestamista y las condiciones que decida establecer. Sin embargo, algo que los caracteriza es su adaptabilidad ya que generalmente muchas cuotas a pagar pueden ser resueltas cada mes, o de manera quincenal, o trimestral, incluso préstamos con la posible entrega de las cuotas cada 6 meses. Todo se resume a analizar los términos y escoger el más conveniente.

    ¿Cuáles son las ventajas?

    • Los micropréstamos están disponibles también para solicitantes desempleados y que no cuentan con una nómina.
    • La rapidez es el rasgo principal de los créditos, la solicitud no  tarda más de unos minutos y el plazo de entrega en un par de horas.
    • No necesita papeleo, registros o cualquier otro trámite complicado, algo típico de las entidades bancarias.
    • Algunos imprevistos exigen pagos altos, pero por fortuna con los préstamos a plazos, se pueden solicitar cuantías medias o elevadas, sin dar explicaciones, con solo escoger el importe y el plazo de devolución sería suficiente.

    La nueva tendencia financiera

    Llegó la hora de conocer un poco más sobre esta nueva tendencia financiera de desligarse lentamente de los bancos. Para nadie es un secreto que la desconfianza hacia los bancos ha ido creciendo con el pasar del tiempo, la caída de grandes bancos de inversiones y las crisis económicas ocurridas a lo largo de la historia, sin duda han hecho mella en la confianza en la banca tradicional.

    Mientras caen muchos bancos y otros tratan de mantenerse a flote entre crisis y caídas, nació un movimiento revolucionario que poco a poco transforma la manera de ver las finanzas. Fintech es el término inglés que proviene de unir las primeras sílabas de Finance y Technology, es decir, servicios financieros que usan la tecnología para ofrecer diversos productos o servicios económicos.

    Existen varios tipos de empresas caracterizados por ser Fintech, actuando como mediadores de pagos, receptores o emisores de transferencias de dinero y otros son asesores financieros. Las empresas Fintech se especializan para actuar en diferentes áreas como:

    • Pagos o cobros mediante el móvil, decenas de aplicaciones multiplataforma existen hoy día que permiten emitir pagos o recibirlos de forma ágil, rápida y segura.
    • El asesoramiento siempre fue controlado por las entidades bancarias, pero con la aparición y el desarrollo de novedosas tecnologías, ahora las empresas Fintech ocupan este lugar.
    • La transferencia de dinero solía tener costes elevados, pero afortunadamente han surgido empresas Fintech que permiten realizar transferencias a precios accesibles y sin complicación alguna.

    Créditos rápidos

    Los créditos rápidos son al día de hoy el producto más demandado, debido a la falta de crédito y a la larga lista de inconvenientes que presenta una entidad bancaria tradicional. Las ventajas son variadas pero las principales son las siguientes:

    • Se solicitan a través de Internet y ante inversores particulares o privados, pequeñas empresas dedicadas a otorgar préstamos.
    • No requieren trámites largos, espera de horas o días para saber si fue aprobado con éxito o desaprobado como en muchas ocasiones, nada de requisitos interminables.
    • Los préstamos online suelen requerir 15 minutos para ser aprobados y luego son directamente transferidos a la cuenta bancaria indicada.
    • Los requisitos y el procedimiento son mínimos, siendo esta la principal ventaja y lo que la diferencia de cualquier otro servicio de préstamos.
    • Quien solicita el préstamos solo debe ser mayor de edad, ser español o poseer documentación de extranjero legal y contar con antecedentes financieros positivos.
    • El montante a solicitar es bajo, pero esto siempre dependerá de la plataforma, ya que algunas instituciones ofrecen un crédito más alto y fácil de pagar mediante cuotas.

    Leer las condiciones del préstamo y fijarse si la entidad financiera es de confianza, es un paso imprescindible.

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.