La Policía Nacional desmantela un servicio de “telecoca” en Vélez-Málaga

- Publicidad -
  • Agentes de la Policía Nacional han desmantelado, en el marco de la operación “Viento” contra el tráfico de drogas a pequeña y mediana escala, un punto de venta de drogas y se han incautado de un total de 1.070´62 gramos de cocaína en Vélez-Málaga.

    El operativo, llevado a cabo el pasado jueves, día 5, con la práctica de un registro, ha permitido, además, de la detención de dos hombres -de 37 y 34 años de edad, respectivamente, y vecinos de la localidad- como presuntos responsables de un delito de tráfico de drogas, la intervención, entre otros efectos, de 565 euros, una balanza de precisión y útiles para el tratamiento y empaquetado de la sustancia estupefaciente.

    Inicio de la investigación

    - Publicidad -
  • Las investigaciones se centraron en un domicilio de la localidad donde, según distintas informaciones recibidas por la Policía Nacional en Vélez-Málaga, podría estar siendo usada por parte de sus moradores para la distribución a pequeña y mediana escala de cocaína.

    Con la finalidad de comprobar la veracidad de las informaciones se estableció un dispositivo de vigilancia en torno al lugar. Durante el mismo, los agentes interceptaron a uno de los investigados –cuñado y hombre de confianza del principal investigado- en uno de los desplazamientos y le hallaron 14,62 gramos de cocaína distribuidas en seis bolsitas -una conteniendo 11,09 gramos, otra con 2,44 y otras cuatro con 0,61 gramos cada una- así como dinero en efectivo (565 euros) y una libreta con anotaciones sobre las ventas de droga diarias y los ingresos diarios.

    Además comprobaron cómo con cierta frecuencia el principal investigado visitaba un garaje sito en la misma localidad. En el interior del mismo los agentes localizaron dos paquetes conteniendo más de un kilogramo de cocaína así como una balanza de precisión y distintos útiles para la preparación y distribución del estupefaciente.

    Según las pesquisas el principal investigado tenía perfectamente estructurada la actividad ilícita de la venta de drogas. Era el responsable de comprar la cocaína, ocultarla, cortarla y prepararla para su posterior venta y distribución, tanto al por mayor como al por menor. Una vez preparaba el estupefaciente bajo pedido, para su venta y distribución se ayudaba de una tercera persona –cuñado y hombre de su confianza, también detenido en esta operación-  que era el encargado de suministrar la cocaína a los compradores. Para el reparto se desplazaba en su propio vehículo hasta el punto concertado y allí le entregaba la droga y la cobraba.

    Además averiguaron que como lugar seguro de ocultación y guarda del estupefaciente, el investigado utilizaba una cochera donde guardaban material de construcción

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre