Instructivo y exitoso itinerario por un olivar del siglo XVIII

- Publicidad -
  • Durante la mañana del domingo día 13 del presente, se ha realizado la actividad, anunciada días antes, del “Itinerario por un olivar del siglo XVIII”, organizada por las asociaciones GENA-Ecologistas en Acción, Sociedad de Amigos de la Cultura, Asociación para la defensa de las Chimeneas y la asociación Olearum. La excursión, de unas dos horas de recorrido, tuvo una numerosa asistencia de personas interesadas en conocer los detalles históricos y agronómicos de este significativo conjunto, situado en las proximidades del núcleo de Vélez-Málaga, y a pesar de ello muy desconocido por la propia población. Asistieron a la actividad, además de los representantes y componentes de las mencionadas asociaciones, personas expertas en los diferentes aspectos del itinerario, además de representantes políticos del Ayuntamiento de Vélez-Málaga, como el segundo alcalde y concejal de medio ambiente de dicho ayuntamiento, D. Marcelino Méndez, y los dos ediles de Izquierda Unida, D. Miguel Angel Sánche y Dª. Alicia Pérez, que quisieron ver en persona la riqueza patrimonial que comporta la zona, sobre la que hay una solicitud expresa, firmada por las mencionadas asociaciones, para su protección cautelar, por los mecanismos que legalmente existen.

    El itinerario comenzó en la finca de Los Pérez, situada junto al Camino de Algarrobo, en la que se pudo visitar el manantial y alberca que da nacimiento al Arroyo del Negro, tributario del río Vélez, que nutría las necesidades hídricas de la finca, y donde se ha constatado que existen hasta 5 especies de anfibios, algunos en peligro crítico según el Libro Rojo de los Vertebrados Amenazados de Andalucía. Luego se visitó las ruinas del cortijo de Los Pérez, donde los profesores D. Antonio Guzmán y D. Antonio Peña, explicaron los detalles arquitectónicos del cortijo y de la biografía de su fundador, un ilustrado de la Sociedad de Amigos del País de Vélez-Málaga, en el siglo XVIII. Luego se visitó las ruinas del Molino de los Pérez, una almazara de vigas construida en el mencionado siglo, donde se molturaban las aceitunas de los olivares de las Campiñuelas. Edificios, ambos, de gran interés, que deberían ser protegidos antes de que el vandalismo y la intemperie acaben definitivamente con lo que queda.

    Después de ver estos elementos patrimoniales, se procedió a la visita del olivar de Poey, situado al suroeste del mencionado Molino de los Pérez, recorriendo y admirando una selecta colección de 30 olivos centenarios de edades comprendidas entre los 300 y los 800 años, por lo que muchos de ellos se plantaron durante la Edad Media, en tiempos de los árabes, y otros durante el plan de desarrollo de la burguesía veleña, que incluía a Los Pérez, pasando luego a otros dueños a lo largo del tiempo. Estos olivos tienen figuras muy llamativas, perímetros de hasta 7 m, que ya nos da una idea de su antigüedad (aunque su datación exacta no es posible con este dato, se estima que podría ser milenario).

    - Publicidad -
  • Tras este recorrido por los 30 olivos inventariados, se dio por concluida la actividad, con gran satisfacción de los participantes, que afirmaron no conocer este patrimonio, a pesar de estar tan cerca de sus propios domicilios. Las asociaciones convocantes esperan que desde el Ayuntamiento de Vélez-Málaga se arbitren las medidas necesarias para proteger este patrimonio, que es una página significativa de la historia veleña.

  • DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre