Sin trabajo y sin casa: sin vida

La semana pasada los ciudadanos andaluces nos volvimos a encontrar con el sufrimiento de muchas familias -quizás algún lector tenga un hermano, un padre, un amigo o incluso él mismo en esta situación-, sufrimiento que tiene un nombre, y que todos reconocemos por desahucios; acciones llevadas a cabo por la banca usurera para despojar a las familias de sus vidas y recuerdos.
La semana pasada el gobierno del PP volvió a darle, permítannos la expresión, una patada en el rabadilla a muchos andaluces, y es que volvieron de nuevo a recurrir ante el Tribunal Constitucional la Ley de Función Social de la Vivienda, por la que el gobierno andaluz podría expropiar el uso de las viviendas de familias que fueran a ser desahuciadas, que Izquierda Unida había impulsado con su labor de Gobierno en la Junta de Andalucía. De nuevo el PP deja a los ciudadanos indefensos a los ciudadanos con sus criminales políticas en favor de la banca, y que decir, además, que esos a los que el PP ayuda con sus políticas siguen viviendo a todo lujo gracias a los impuestos que pagan las familias que están siendo desahuciadas. Estas políticas del PP contra la ciudadanía es propia de actos criminales a los que se les ha calificado de “terrorismo financiero”.

Desde IU hemos defendido a los ciudadanos, primando el derecho a la vivienda

Cuando los y las militantes de Izquierda Unida apostaron por entrar a cogobernar la Junta de Andalucía, lo hicieron no para darle el sillón a los Consejeros de turno, sino para defender un programa, para alzar la voz por Andalucía. Nuestro buque insignia, nuestro posicionamiento en favor de los que nos consideramos de la clase trabajadora, ha vuelto a ser torpedeado. Primero fue el Decreto, y ahora, la Ley que incluso lo mejoraba. Podríamos pensar que el gobierno central del PP es cínico ad infinitum, porque total, qué importa que en este país el texto constitucional tan perfecto y tan maravilloso -nótese la ironía- que reconoce el derecho a la vivienda digna y con el que tanto se llenan la boca sea vilipendiado día sí y día también. Pero no, eso es sólo un resultado del posicionamiento que hacen ante el problema de la vivienda. Aquí hay unos intereses en juego, y dos posiciones: defender al sufrido ciudadano, ese que hipotecó hasta el alma para poder tener un piso normal y corriente en el que vivir y que hoy está con el agua al cuello o completamente ahogado; o por el contrario defender a los bancos, las constructoras y las inmobiliarias.

 
Desde Izquierda Unida (IU), con la creación de esta ley, hemos defendido a los ciudadanos, primando el derecho a la vivienda del que todos debemos gozar sobre los beneficios de la élite económica. También hemos de decir que esta ley se ha encontrado con otro enemigo, aparte del PP, y este ha sido el PSOE que se opuso con toda su fuerza a que esta ley para defender a los ciudadanos se aprobara, esto nos hace pensar y afirmar que son parte del problema y no de la solución; sus intereses son los de élite económica que, con políticas en su favor, posteriormente les condonan las deudas que mantienen con los bancos, pero ¿quién condona a las familias las deudas que mantienen con los bancos?, a ellos les da igual la situación de los ciudadanos y esto se demuestra, además, con la aprobación en su mandato de los desahucios exprés, que aceleraban el proceso por el cuál se echaba a la gente de su vivienda. Por otro lado nos encontramos con casos que hacen sentir vergüenza, como ver a un señor desesperado por su situación tomando la palabra en el pleno de El Puerto de Santa María señalando el despilfarro que pensaba hacer la corporación en publicidad mientras él no tenía un techo, ni para sus nietas, ni para el resto de familiares [como dato anecdótico, hay que señalar que el Concejal de Vivienda de ese municipio es el secretario general de un partido andaluz abocado a su desaparición]. Más terrible aún el caso de Alcalá de Guadaira: tres personas de una familia que fallecen por consumir alimentos en mal estado -consecuencia indirecta de no defender la soberanía alimentaria-, y que vivían en la casa de la que previamente habían sido lanzados porque le pegaron una patada a la puerta.

 

Vemos, pues, el posicionamiento del bipartidismo ante esta situación: siempre a favor de los poderes fácticos. Aunque los socialdemócratas desde luego saben jugar bien la carta de la ambigüedad cuando hay posibilidad de colgarse una medalla ajena por electoralismo.
Por ello, desde el Área de Juventud de IU Vélez-Málaga reclamamos a la corporación local que emita una declaración por la que muestre su disconformidad con el recurso planteado por el PP contra la Ley de Función Social de la Vivienda aprobada gracias a la labor de Izquierda Unida.
Además de que esta declaración sea un punto de inflexión en la política del PP local que gobierna al margen de los problemas de los ciudadanos del municipio, porque en nuestro municipio también tenemos vecinos que sufren la crisis y les son arrebatadas sus casas por los bancos. El señor Delgado Bonilla debería primar el gasto social en el ayuntamiento, dedicando todo lo posible a establecer ayudas a las familias desfavorecidas del municipio, poniendo a disposición de las familias la multitud de pisos vacíos que existen en nuestro municipio, y dejar de despilfarrar el dinero en gastos inútiles que en estos momentos no son la prioridad, ni la necesidad de los jóvenes y familias del municipio.

El PP sigue sin aprobar un Plan de Empleo para los jóvenes del municipio, que nos permita a los jóvenes desarrollar una vida digna

Antes de concluir debemos recordar que el gobierno del PP local sigue mostrándose ajeno a las reivindicaciones que hemos realizado desde el Área de Juventud de IU, y es que el PP sigue sin aprobar un Plan de Empleo para los jóvenes del municipio, que nos permita a los jóvenes desarrollar una vida digna, además de ayudar a nuestras familias en las cargas familiares que tan pesadas están siendo en esta época de crisis; y por otro lado siguen sin establecerse ayudas a la emancipación para los jóvenes que nos permitan construirnos nuestras propias vidas. En fin, los jóvenes del municipio no somos importantes para el gobierno del PP que únicamente nos pone piedras en el camino, en vez de ayudarnos con medidas como las que proponemos desde Jóvenes de IU Vélez-Málaga.

-Área de Juventud de Izquierda Unida de Vélez-Málaga-

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here