Poesía al tranvía de Vélez

Las calles llenas de raíles
cuarenta millones tirados,
no es necesario que lo adivines
hablamos de VELEZ,nido de parados.

Una impotencia nos invade.
Un servicio publico menospreciado.
Diferentes creencias y vanidades,
con un transporte ecológico han acabado.

Siento,padezco y no comprendo,
por lo publico,yo apuesto,
y mientras muriendo,
una segunda fase acabada.

¿Quien gana con todo esto?
Perder nadie pierde nada

Autobuses contaminantes,
sustitutos de transporte ecológico.
Alquilamos un diamante,
con un argumento ilógico.

Lo que antes era deficitario,
ahora es un calvario,
cuadrar las cuentas del eraldio,
con los autobuses,no consiguen lograrlo.

  • Compartir
    Artículo anteriorAmor por los animales
    Artículo siguienteVergüenza andaluza

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Comenta!
    Introduce tu nombre