Por el filo del balate

Andan nuestros políticos haciendo equilibrios en el alambre. Están forzando la máquina y algunos pueden, quizá deben, salir empitonados. Por su descaro, por pasarse la Ley por el forro de sus caprichos.
En Vélez, la Junta Electoral de Zona dió al Ayuntamiento de la localidad un plazo de 24 horas para que alegue "lo que estime conveniente" en relación con la denuncia que presentó ante este órgano el PP local, por la presunta ilegalidad de una campaña publicitaria municipal basada en mensajes alusivos a logros del equipo de gobierno impresos en bolsas que se han distribuido en panaderías y farmacias.
Por que a ver qué panadero o farmacéutico se negaba a esta presión municipal tan intolerable.
En Nerja, el eterno alcalde -lleva gobernando entre dos siglos-; hace un alarde de fina marrullería política acudiendo a la "invitación" de las cofradías para visitar las obras de la Casa Hermandad. Claro que, como tiene más trucos que una peli de chinos, no es él el que organiza la excursión de propaganda, legalmente prohibida.
Los medios de comunicación estuvieron presentes -seguro que les avisó algún cofrade perdido- y registraron sus inocentes declaraciones también publicitadas en la página web "oficial" del ayuntamiento. En ellas de dice de modo textual: "El alcalde por su parte mostró su satisfacción al comprobar como el esfuerzo ha merecido la pena". Asimismo indicó que se trata de un proyecto "en el que algunos no creyeron cuando en el año 2006 cedimos la parcela".
De cara al futuro el alcalde anunció que "vamos a seguir en igual o mejor disposición de colaboración y vamos a seguir llamando a puertas de otras administraciones que hasta ahora no se han abierto para que se impliquen con nuestras cofradías".
¿No les da a ustedes rechazo este despropósito rechazado por la Ley Electoral? Pero hay más: el PP de Nerja ha entrado en una dinámica no sólo de inauguraciones de monumentos de clara estética franquista, sino que tienen previstos actos (a través del Ayuntamiento) forzando la máquina. Uno de ellos es el Día del Residente y otro la Gala del Deporte, que deberían ser desplazados para después de las elecciones.
Y mientras el candidato del PP, eso sí, mantiene cerrado el Museo de Nerja -con lo que implica de inyección económica en la localidad-; porque todavía no ha concedido la Licencia de Apertura, que sí exige la legalidad.
Y lo que nos queda por ver. No por callar. Nunca aceptaremos -ustedes y yo- ser cómplices del silencio. Al menos denunciaremos estas cacicadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here