Todavía más esencia de candidato

La campaña del PP de Nerja emplea un lema que da mucho juego: "Ahora MAS que nunca…José Alberto Armijo".
O sea, que si los nerjeños no han tenido suficiente con 16 años en la alcaldía y otros 8 de concejal…el próximo día 22 han de ir en masa a confirmar lo bien que lo ha hecho en el Ayuntamiento el otra vez candidato. Más, pero mucho más. Hasta jartarse.
Es la ocasión de reafirmar las esencias. De apostar por "lo clásico". De hecho, más de la mitad de la población local no ha conocido a otro en el cargo. El no es un alcalde cualquiera, ni siquiera un aspirante a serlo de nuevo: es "el alcalde". La encarnación en persona de un arquetipo. Es, en si mismo, un símbolo, un icono ciudadano al que ya es preciso erigir otra cabeza monumental a las que es tan aficionado.
En este sentido, para su perpetuación en el poder, ha elegido a un equipo muy renovado, lo que quizá demuestra que no está muy satisfecho con el actual. A Los cesantes se les ha quedado cara de marmolillo (de otras futuras estatuas) y ponen excusas como embarazos, falta de tiempo, etc. Pero, en el fondo, se sienten despreciados. Y con razón.
El "alcalde" ha reforzado la línea dura ascendiendo en la candidatura a quienes dan un perfil político más agresivo y ha dejado caer al exandalucista Paco Borrego para escarbar en la misma herida del histórico PA fichando a Nuchi Moreno. Yo creo que con el cambio el PP sale perdiendo y Nuchi también.
El elemento estrella de la candidatura es el arquitecto Bernardo Pozuelo, profesional de primera categoría que se ha dejado seducir por los ojos de la serpiente. Este hombre de gran prestigio había expresado muchas veces su descontento con la gestión de Armijo e incluso intentó apadrinar una lista de UPyD en el Balcón de Europa. Veremos a ver lo que aguanta y si pasa del primer año de legislatura, en el caso de que el PP mantenga la alcaldía.
Y es que ese plazo es fundamental para confirmar la entonces segura salida de "el alcalde" al que el sillón ya le quema el culo.
La aspiración del actual Armijo es la salir del despacho hacia otros destinos políticos y aspira a que su partido gane en Andalucía y en Madrid. Entonces se abrirá su abanico de posibilidades y los populares tendrán que elegir a un delfín (o una delfina) entre los que van en la lista. ¿Será Antonio Villasclaras ese tapado?
Lo veremos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here